Sofía Kermaschii y George por Isabel Saiz Giorgeta y Francisco Coloma Colomer

Biografía
de
SOFÍA KERMASCHII Y GEORGE
por
Isabel Saiz Giorgeta y Francisco Coloma Colomer
 
 
Suponemos que durante la convalecencia de la grave herida recibida el día 14 de marzo del año 1838, que se prolongó todo el año 1839, fue cuando Nicolás de Miniussir y Giorgeta debió de iniciar el romance con la que sería el gran amor del resto de su vida (Sofía Kermaschii y George), ya que el hijo de ambos (César Giorgeta Kermaschii) nació el día 23 de agosto del año 1841, por lo que probablemente fue concebido a mediados del mes de noviembre del año 1840, el mismo año en que está fechado el retrato que, el pintor José Madrazo, realizó de Sofía a instancia de Nicolás.
Cuentan las lábiles crónicas familiares que Miniussir acudió de visita a la casa de los Kermaschii en Troyes, ya conocidos suyos tiempo atrás. Pero, esta vez, la pequeña Sofía se había convertido en una bella joven de 24 años, de la que el general se prendó al instante y con la que retornó a España.
 
Sofía Kermaschii y George, nacida en Troyes (Francia) el año 1815, era hija de Fernando Kermaschii (de origen polaco) y de Antonia George (como ella, oriunda de Troyes).
No nos ha quedado información alguna sobre la infancia y juventud de Sofía. Por sus cartas ulteriores, se le supone una educación esmerada, pues sus expresiones en castellano (sin ser su lengua materna) muestran este cariz.

Tenía Sofía 21 o 27 años menos que Miniussir (dependiendo nos basemos en los datos españoles o triestinos respectivamente) y 26 años cuando nació su hijo César.
Según consta en la partida de bautismo, el niño, nacido a las 13,45 horas del día 13 de agosto del año 1841, fue bautizado en la Iglesia de San Martín de Madrid el día 23 del mismo mes, imponiéndosele seis nombres propios (siendo el último el de su auténtico padre): César, Augusto, Óscar, Ramón, Mariano y “Nicolás.”

 
Sofía Kermaschii y George.
(25 años).
José de Madrazo y Agudo (1840).
 
Esta etapa inicial, de apenas un lustro (1839-1843), debió de ser para Sofía la más feliz de su relación, pues, además del inicio de su romance, supuso el nacimiento del hijo de ambos y el punto culminante del reconocimiento social y militar de Miniussir (coincidiendo con el final de la 1ª Guerra Carlista y la Regencia del general Espartero).

 
Nicolás de Miniussir y Giorgeta.
(48 años según datos españoles o 54 años según datos de Trieste).
Federico de Madrazo y Küntz (1843).

Pedro Nácher Coloma (Cromatomante) por Luis Cencillo

Prefiero imaginarte, pasado el inicial enfado, armado de lápices, mirándonos fijamente y trazando con ágiles e indiscutibles líneas, el esbozo - exacto -  de nuestros sorprendidos gestos.

Tú, que nunca te sometiste a la severa rigidez de la partitura, sigues ahora fielmente este absurdo pentagrama. Cruel como la vida misma, dirías con ironía. Porque para los descreídos habitantes de nuestro paradójico universo pagano, si los que trascienden, no vuelven, es porque no debe ser tan malo el otro lado.

 


Otros glosarán públicamente tus méritos y talentos. En algunos corrillos, murmurarán tus defectos.
Todo eso eres tú, enorme amigo.

Hemos llorado juntos de risa y de tristeza; hemos elaborado juntos fantásticas entelequias, quebrantando o ensalzando mitos, exaltando o denostando fantasías, Historia o invenciones, y en tu impaciencia, como otra caricatura, se nos quedará embastado... (por el momento).

¡Tú sabes, hermano, que tu inmenso vacío sólo pueden llenarlo ahora los pensones!

Pedro Nácher Coloma (Obituario) por Francisco Coloma Colomer

 
Pedro Nácher Coloma
(1956-2016)
 
Ha decidido partir raudo, sin avisar, sin poder preparar la despedida.

Nació en Valencia el año 1956, hijo de letrados: Pedro Nácher Hernández (1916-1992) y Luz Coloma García (1922-2004), la fase escolar la realizó en el Instituto Luis Vives y su licenciatura en la Facultad de Derecho de la capital levantina.

Inmensa humanidad tanto física como psíquica, inteligente, irónico, locuaz.

Admirado jurista, envidiable dibujante y virtuoso músico de pulso y púa.

Cuando nos deja un ser humano de categoría única, real y no impostada, sentimos un profundo vacío difícil de rellenar, más complejo si se trata del hermano con el que has compartido las veladas musicales y tertulianas de los jueves, durante los últimos cuarenta años en nuestra querida Buhardilla de la calle de Castellón.

Hace 8 años, por estas fechas, nos dejó José Luis Tormo. Has repetido la jugada de un modo casi idéntico. Quedamos tres.
Fuimos el Quintetino Polifacies, posterior Cuartetormo y ahora (propone mi hijo Javo) deberíamos denominar al trío: Tercedro.

Gracias, querido Pedro, por habernos regalado tu presencia en nuestras vidas.

Ahora que andas por el éter, esmérate en las formas para que en vez de querubín no seas confundido con avestruz.



Miniussir y Giorgeta: Condecoraciones en el óleo de Madrazo por Isabel Saiz Giorgeta y Francisco Coloma Colomer.

 
 Nicolás de Miniussir y Giorgeta:
 
Descripción de las condecoraciones que aparecen en el óleo de Madrazo.
(1843)
 
por
Isabel Saiz Giorgeta y Francisco Coloma Colomer.
 
El Mariscal de Campo D. Nicolás de Miniussir y Giorgeta combatió: con el ejército español en la Guerra de Independencia, con Wellington en la batalla de Waterloo y con el ejército isabelino en la Primera Guerra Carlista, recibiendo por su coraje y gran valor numerosas condecoraciones a lo largo de su vida (Ver: El Mariscal de Campo don Nicolás de Miniussir y Giorgeta. Origen de los Giorgeta de Valencia en blogcoloma).
 
En el mes de julio del año 1843, el pintor Federico de Madrazo y Küntz realizó el retrato al óleo del Mariscal que presentamos en esta publicación (ver: Miniussir y Giorgeta: Óleo de Madrazo en blogcoloma) y del que enumeramos y detallamos sus condecoraciones.
 
Hay que tener en cuenta que, en la fecha que se elaboró el lienzo, Miniussir aún no había recibido: la Cruz Laureada de la Orden de San Fernando de 4ª Clase, la Gran Cruz de la Orden de San Hermenegildo y la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica (ver: Miniussir y Giorgeta: Laureada y Grandes Cruces Españolas en blogcoloma).
 
Mariscal de Campo D. Nicolás de Miniussir y Giorgeta.
Federico de Madrazo y Küntz.
(1843)
 

Miniussir y Giorgeta: Laureada y Grandes Cruces Españolas por Isabel Saiz Giorgeta y Francisco Coloma Colomer


Mariscal de Campo Nicolás de Miniussir y Giorgeta:

-Laureada de San Fernando de 4ª Clase.
-Gran Cruz de San Hermenegildo.
-Gran Cruz de Isabel la Católica.

 
por
Isabel Saiz Giorgeta y Francisco Coloma Colomer.

 
Retrato al óleo del Mariscal de Campo D. Nicolás de Miniussir y Giorgeta.

(Federico de Madrazo y Küntz).

Ernesto Coloma García (Obituario) por Francisco Coloma Colomer

ERNESTO COLOMA GARCÍA
(1920-2016)
(Obituario)
 
Don Ernesto nació en Almansa el día 27 de septiembre de 1920.
Tercer hijo de los siete vástagos que engendró el industrial almanseño Ernesto Coloma Martínez (1870-1938), copropietario de la gran fábrica Cazados Coloma, y la manchega Luz García Belmonte (1898-1991).
Inicia sus estudios en Almansa, trasladándose en 1931 a Madrid donde cursará parcialmente su bachiller en el colegio de los hermanos Maristas, residiendo, junto a su hermano Paco, en casa de la tía Luisa (hermana de su madre).
Regresó al hogar familiar un año antes del inicio del conflicto civil español (1936), tras el cual se instaló con su madre viuda y el resto de hermanos en Valencia, donde finalizó el bachiller y estudió en la Escuela de Comercio obteniendo el título de peritaje mercantil.
 
 
 
A partir del año 1943 residió definitivamente en Almansa y, tras un periodo inicial en el que trabajó en la fábrica de los Coloma (que emitía sus últimos estertores), se convirtió en el administrador de las tierras familiares y el más firme báculo de la matriarca doña Luz.
Casó en 1953 con la almanseña Piedad Sendra Caballero (1926-2008) con la que tuvo dos hijos: Luz (1955) y Ernesto (1958).
Irónico, ingenioso, mordaz y guasón, con media sonrisa expectante subrayada por párpados orientales causa, a la vez, de exasperación e hilaridad en el destinatario de su sorna.
Ha sido nuestro “Padrone” y ha mantenido hasta el final la llama heredada de los Coloma García, logrando, tras denodado esfuerzo, la denominación de Parque de los Coloma, por parte del consistorio almanseño, del jardín que hoy día ocupa el lugar donde estuvo ubicada la Fábrica.
Hasta sus últimos días retuvo su picante lucidez mental, contando, por encima de todo, con la asistencia, el cariño y la devoción de sus extraordinarios hijos.
¡Gimen las Tres Puntas, gime la Minica y gime el Retrato de Papá!
Ya formas parte de nuestro ser, de cada uno de los Coloma que aún están y los que estarán.
Hasta la vista, querido y respetado Ernest-one.
 






Miniussir y Giorgeta: Batalla de Luchana por Isabel Saiz Giorgeta y Francisco Coloma Colomer

 
Miniussir y Giorgeta:

Batalla de Luchana.
 
por
Isabel Saiz Giorgeta y Francisco Coloma Colomer.

Mariscal de Campo D. Nicolás de Miniussir y Giorgeta.
Óleo de Federico de Madrazo y Küntz (1843).